“Wasting Light” Lo más original de Foo Fighters

“Wasting Light” Lo más original de Foo Fighters

Luego de reconocer su propia trayectoria a través de su primer grandes éxitos del año 2009, los Foo sentían que algo hacía falta. De este compilado sólo dos temas provenían de “Echoes, Silence, Patience & Grace”, su último disco de estudio. Los demás eran de los primeros trabajos, entonces daba la sensación de que faltaba algo de su esencia.

Por lo tanto Dave Grohl quiso desafiar a la industria moderna del rock y prescindir de la tecnología. Este disco se compuso y grabó en su garaje en Encino, California, y fue extenuantemente practicado y memorizado por la banda durante más de tres semanas, debido a que no tendrían equipos para maquillar errores de post producción.

Fue maquinado además por Buch Vig, viejo reconocido que fue productor de Nevermind, de Nirvana. Buch tuvo que aprender de nuevo técnicas de producción ya en desuso. El resultado fue Wasting Light, un paseo enriquecedor por la ruta del grunge más crudo y sincero.

Cuenta además con la participación de Kirst Novoselic en el bajo en “I Should Have Known”, siendo la primera vez en muchos años que todos los miembros restantes de Nirvana se reunían para hacer música. Es sin duda el disco favorito de los fanáticos y le permitió a Foo Fighters volver a sus raíces y conectar de nuevo con todos los que dudaban de su futuro.