¿Qué es un Disco Conceptual?

¿Qué es un Disco Conceptual?

Las letras de la música en el siglo XX estuvieron estrechamente relacionadas, en sus principios, con situaciones del día a día que podían pasarle a cualquiera. Amor, desamor, injusticia, prosperidad, entre otros. Sin embargo, con el desarrollo del humanismo después de la segunda guerra mundial, principalmente en el Reino Unido y Norteamérica, poco a poco se fue profundizando en otros temas. 

Es así como en plena revolución sexual y hippie, el rock entra en escena a finales de los años 60 y a su vez, comienzan producciones ambiciosas donde la complejidad lírica es tan importante como la instrumental, y nacen discos que no sólo tienen temas más viscerales, sino que todos podían hablar de algo mismo, generando una esencia en su totalidad. A esto se le bautizó como “disco conceptual”.

Pero, ¿realmente todos los discos cuyas canciones tocan temas similares, son conceptuales? Partamos por el hecho de que al ser un término artístico, la ambigüedad se hace presente, por lo cual depende de la visión de cada quién. Lo cierto es que dentro de todo lo interpretado como conceptual, hay distintas apreciaciones que se parecen. Van ejemplos:

Están los discos que se bautizan bajo un tema central; pero que sus canciones pueden hablar sobre hechos aislados, y aún así la gente las relaciona todas con lo mismo. El ejemplo más claro fue “Sgt Peppers Lonely Hearts Club Band”, el disco de los Beatles que presentaba a sus músicos como miembros de un clan de corazones rotos, donde el tema inicial y el final del disco son la bienvenida y la clausura a esta fantástica fiesta. Sin embargo, sus otras canciones hablan de otros asuntos.

Por otro lado, se encuentran los discos en donde cada una de sus canciones cuentan una misma historia, teniendo introducción, desarrollo y trama, tal cual como si todo fuese una película. Referente es el “The Wall” de Pink Floyd, disco que cuenta la historia de Pink, una estrella de rock marcada por varios traumas, entre ellos la muerte de su padre en la guerra, la sobreprotección materna, la opresión del sistema escolar británico, fracasos amorosos, eventos que lo llevan a crear un muro con ladrillos para aislarse del mundo que tanto le ha hecho daño.

Estos ejemplos están acompañados de muchos otros, como Pet Sounds de los Beach Boys, Tommy de The Who, Pateando Piedras de los Prisioneros o hasta American Idiot, de Green Day . Sea correcto o no llamarlos de esta manera, muchos de los discos concebidos de esta manera son de los mejores de la historia, y permitieron generar un enlace para los fanáticos entre la letra y la música, más allá de un disfrute de dos minutos y medio.