Corazones: Una Portada Emblemática, aunque Improvisada

Corazones: Una Portada Emblemática, aunque Improvisada

Por suerte la música chilena ha estado plagada de creadores visuales preparados, con mucha imaginación, que han sabido dar imagen a tantas canciones inolvidables en la historia del país. Posiblemente la portada más conocida de la historia del rock nacional sea la del Corazones, de Los Prisioneros. Sin embargo, nada estuvo más lejano de la palabra “planificación” como este cuadro. 

Originalmente la cara del disco iba a ser una instantánea de los tres músicos de San Miguel; sin embargo y debido a la salida de Claudio Narea de la agrupación por motivos que todos conocemos, tuvo que modificarse el concepto a última hora. El histórico mánager de la banda, Carlos Fonseca, optó por la rapidez y acertó de manera fenomenal.

Compró una camisa totalmente blanca en las Tiendas París entre Avenida Ricardo Lyon y Avenida Nueva Providencia en Santiago, y se fotografió a Jorge González con una mancha artificial de sangre con forma de corazón, aunque del lado contrario de donde este se encuentra.

Sin buscarlo, la imagen refleja completamente el concepto de todas las canciones que Jorge González y Miguel Tapia compusieron y prepararon en Los Angeles. Una imagen volteada de alguien encamisado con un golpe letal en su corazón en el lugar incorrecto, era la manera ideal de representar un disco lleno de desamor, aventura; pero al mismo tiempo tabú y prohibición.